lunes, 29 de abril de 2013

Cuando la banda se levanta.

Duro es para una banda ver como por razones laborales ó causas particulares alguno de sus miembros está obligado al abandono, a dejar su puesto por más que le cueste. Es duro para todos, pero toda banda que se precie y más en los tiempos que corren, al final ha de pasar por alguna historia de estas.
La cuestión no es como te caes sino lo pronto que te levantes.

 Una visita de Vicky. Que placer volver a escuchala

Hace poco nos tenía que dejar Xacobe. El se quedaba sin banda y nosotros sin bajista. El trabajo lo llevaba muy lejos y le era imposible el continuar. Dura separación para todos pero ya hacía un par de años nos había pasado otro tanto de lo mismo con Edu, bajista fundador del grupo. Traumáticas fueron ambas separaciones pero si a la primera le encontramos rápida solución, a la segunda no tenía que ser diferente.

 El padre del Principe y la Doncella

Mucho no teníamos que buscar, estaba al lado de casa y era de la casa. Una breve conversación y ya regresaba a la banda Edu. Un poco oxidado por la falta de práctica pero dispuesto a ponerse al día con mucha rapidez, tomó su ampli, desempolvó su bajo y allá que se vino para el local a dejarse los dedos otra vez.

 Luthierland

De esto ya hace más de un mes, casi dos, el set list ya prácticamente cerrado aunque quedan algunas cosillas que pulir. Un tiempo record. Lo mejor es que la juerga no ha cambiado, los parones para cervecear continúan a buen ritmo y ahora que llega el buen tiempo empezaremos con las barbacoas y las comelladas fraternales. Esto es una banda.

Nuestro George a las soldaduras y remaches

video
 Los ensayos del Tambucho

Pronto llegará el Rust Fest de Frías (Burgos), nos volveremos a juntar con todos los rusties y, sin duda, habrá llegado nuestro momento porque siempre estamos bien pero una vez al año somos los putos amos, los reyes, y es en presencia de toda la familia Rustie. Ya nos tarda...

0 comentarios:

Publicar un comentario